skip to Main Content

Bebés, piscinas y pañales. ¡Dios mío!

Durante el verano, chapotear en la piscina con sus pequeños puede ser muy divertido. Se pueden refrescar y también liberar algo de energía. Pero, hay algunas cosas que debe saber cuando lleva a sus traviesos a la piscina con pañales, especialmente si desea evitar las rozaduras, erupciones o dermatitis por el pañal u otras situaciones molestas. La erupción o sarpullido por el pañal se presenta cuando la piel está muy húmeda durante demasiado tiempo. Por lo tanto, nos debemos preocupar de prevenir las rozaduras de pañal si planeamos un día en la piscina, cuando el bebé está húmedo todo el tiempo. Tenemos estos cinco consejos para ayudarla con respecto a su bebé, pañales y piscinas durante el verano.

Cambiar el pañal frecuentemente. Puede pensar que los pañales súper absorbentes para natación son la clave de la diversión en la piscina, pero hay algo que posiblemente usted no se ha enterado: no están diseñados para durar todo el día. Usted todavía necesita cambiar a su bebé con frecuencia, aproximadamente cada 30-60 minutos. Es una de las mejores maneras de protegerlo contra las rozaduras de pañal (dermatitis).

Cambiar los pañales fuera de la piscina. A pesar de lo tentador que es poner a su pequeño en un camastro de piscina con una toalla para un cambio rápido, tenga esto en cuenta: es mucho mejor buscar un lugar designado para cambiar pañales (estación de cambio, generalmente en los baños). Ayuda a reducir los contaminantes de la piscina y es más agradable para los demás asistentes.

Comprar el pañal más apropiado. Ya sea que el bebé use pañales para nadar desechables o reutilizables, o traje de baño, confirmar que ajusten correctamente. Si el pañal está demasiado holgado, no sirve para su propósito. Si está demasiado apretado, la humedad va a permanecer demasiado cerca de la piel del bebé. Además, el roce causará irritación, y todos estos son factores que conducen a la erupción por el pañal.

Confirme que nada se salga del pañal. Sí, puede sonar desagradable, pero cuando estamos hablando de bebés y sus necesidades, debemos ser realistas. Por el bien de todos los que quieren divertirse en el agua, usted debe mantener a cualquier niño con diarrea o problema digestivo lejos de la piscina. Regrese a la piscina cuando no tenga que preocuparse por la posible contaminación o por aún más irritación en el área del pañal.

Pregunte al Doctor. Por supuesto, cualquier día de verano en la piscina es mejor cuando usted va acompañada por el Dr. Smith’s®. La pomada o aerosol caben fácilmente en cualquier bolsa para la piscina. Y lo que es más, actúa como una barrera para proteger la piel del bebé contra la humedad prolongada. Esto es una gran ayuda para evitar la erupción por el pañal en esta temporada de dermatitis o irritación por humedad.

Back To Top